Características de un préstamo

Los préstamos de dinero, consisten en un método mediante el cual una entidad financiera o una persona, con base en un contrato, pone a nuestro alcance una suma determinada de dinero.  En el contrato, nosotros nos comprometemos a devolver el dinero que nos fue suministrado en un lapso de tiempo que fijamos con la entidad, así como también la suma de los intereses y las comisiones que se adicionan al número, cuando se fija con el banco que el pago se va a hacer en cuotas mensuales, hasta completar la suma obtenida. Estas son medidas que se acuerdan mutuamente, y se basan en la capacidad económica de la persona, ajustándose al tiempo determinado de la devolución.

El préstamo se diferencia del crédito, porque en el segundo, la persona u organismo pone una determinada cantidad de dinero, limitada, a favor de quien pueda  solicitarlo, además, los intereses del crédito se valoran según el uso del préstamo. Mientras que en el préstamo, es la persona quien define el número que necesita y los intereses se acuerdan al iniciar el proceso. Cabe decir que a través de un estudio se decreta si es posible o habría que reducir la suma dispuesta por el prestario. Otra de las diferencias, radica en que el crédito permite renovar la fecha de vencimiento sin esto, abarcar la liquidación. El préstamo es un acuerdo que no puede romperse, aun cuando quiera solicitar otro.

Te puede interesar:

Para familiarizarnos y adentrarnos en el tema, es necesario conocer los conceptos que se manejan frecuentemente, como:

prestamos de dineroPrincipal: Es la cantidad de dinero exacta que solicitamos.

Interés: Es una cantidad de dinero sujeta a variables, que se adiciona a la principal, cuando decidimos proceder mediante un pago que se realice a cuotas.

Plazo: Es el tiempo que se asigna con la persona o entidad financiera para devolver la cantidad completa del dinero que nos fue prestado (interés y principal).

Prestamista: Puede ser una persona o una entidad, es quien ejerce el préstamo del dinero, a quien nos comprometemos con la devolución.

Prestario: Es la persona que obtiene el dinero o el préstamo.

 Existen diferentes tipos de préstamo, estos son:

Préstamos al consumo

Este tipo de préstamo se da cuando el uso al que va direccionado el dinero, es al financiamiento de bienes de consumo, tales como: medios de transporte, diferentes electrodomésticos, etc. Y estos no prometen grandes sumas de dinero.

Préstamo personal

El préstamo personal se usa para, habitualmente, costear una necesidad específica que conste de un tiempo señalado. Es similar al préstamo de consumo, pese a que con este método, se puede financiar una boda, fiesta o distintas celebraciones, así como viajes, entre otras.

Préstamo de estudio

Gracias a la mejora y apertura de nuevas ofertas en las entidades bancarias, se han incorporado nuevos métodos de préstamo, como este, que van dirigidos a los estudiantes, facilitándoles de esta manera una ayuda para ingresar a la educación superior, costeando las matrículas de pregrado y postgrado, además de estancias en el extranjero por estas mismas razones.

Préstamo hipotecario

Va dirigido a personas que buscan financiar bienes, inmuebles. Se distingue entre otras cosas con los demás tipos de préstamo, porque si el prestario no devuelve el dinero según lo estipulado, la entidad financiera toma posesión del artículo.