Cómo funciona un crédito de hipoteca

Un crédito hipotecario es un préstamo que puede ser de mediano o largo plazo en el que el dinero va dirigido directamente a la compra, construcción, remodelación o reparación de la vivienda. No obstante, este préstamo también es válido para compra de oficinas o locales comerciales, entre otros sitios factibles. También es una herramienta para acceder a préstamos de libre destino.

Una vez otorgado el crédito hipotecario, la propiedad queda como garantía de la entidad bancaria para garantizar el cumplimiento del contrato en caso de no ejecutar ni cumplir con los acuerdos para el pago del crédito. En otras palabras, puede ser hipotecada y pasar a ser propiedad de la institución prestamista si no se efectúan los pagos en los plazos estipulados.

Al tratarse de un crédito en el que se tramitan grandes sumas de dinero para el prestatario, la entidad ofrece un plazo de varios años para que los pagos sean efectuados. Esto abarca variables en las tasas de interés, así como también otras variables en las cuotas mensuales. Por esto, es importante que preste mucha atención a toda la información que aquí le será suministrada y será verificada por quien asesore su crédito hipotecario.

Te puede interesar:

¿Dónde solicitar un crédito hipotecario?

Existe una gran cantidad de instituciones bancarias que ofrecen este tipo de créditos. Lo que atrae a muchas más personas que cada vez acceden a este tipo de créditos para obtener grandes sumas de dinero y así, cubrir sus necesidades particulares.

Asimismo, los bancos extienden la lista de requisitos que debe tener quien requiere el crédito y de la misma forma, ofrecen varias alternativas de financiación. A este trámite es posible que accedan personas que no pueden adquirir un préstamo bancario, pues el crédito hipotecario en una entidad de tipo informal donde los requisitos se reducen, siendo mucho más flexibles es la opción más factible para ellos.

Requisitos

Como se ha mencionado, los requisitos son variables dependiendo de la entidad donde se decida gestionar el crédito hipotecario. Pese a esto, hay algunos requisitos básicos que se comparten entre ellos, en los que incluyen:

  • Haber alcanzado la mayoría de edad.
  • El inmueble que vaya a ser hipotecado debe estar libre de cargas o impuestos vigentes.
  • El inmueble debe estar localizado en una zona urbana.
  • La transparencia y veracidad de la documentación requerida para el proceso del crédito. Así como declaración de renta, entre otros documentos con datos básicos del prestatario.
  • Extractos bancarios de los últimos 3 meses
  • Certificación de la situación actual del solicitante
  • Quien solicita el crédito debe estar en un rango de edad entre los 18 y 70 años, aproximadamente.

Recuerde siempre evaluar si puede acceder o no, según sus ingresos y egresos a este tipo de créditos, como lo es un crédito hipotecario que representan un largo período de tiempo para que el pago sea efectuado.

Existen varias formas de solicitar un crédito que son expuestas por las entidades bancarias prestamistas. Elija la que considere más factible dependiendo de su situación y pensando en la que estará en años siguientes.